sábado, 12 de julio de 2014

TE AMARÉ COMO A NINGUNA


TE AMARÉ COMO A NINGUNA


Hola suspirante mujer,
deje usted su menester
y atienda por caridad
a ese pobre que ná más
quiere un poco de buen vino,
un cachito de tocino,
y, si bien pudiere usted,
una miajita de pan.
El frío arrecia en la puerta
ábrale, no tarde ya.
Transcurrieron tiempo y hambre,
minutos, horas y más,
pero no murió de frío
ni por la falta de pan,
dicen quienes le encontraron
acurrucado en la puerta,
que murió de soledad;
tenía en la mano una pluma
y la cabeza entornada,
pareciese que mirara
allá en el cielo la luna.
Dicen, que no teniendo papel,
quiso escribir en sus dunas
poemas a una mujer,
para que en la luna blanca,
siendo negra su escritura,
todo el mundo lo leyese:
"te amaré como a ninguna".

Ángel Hernández Segura

5 comentarios:

  1. Preciosa "licencia poética"

    ResponderEliminar
  2. Conocida y no menos hermosa "licencia poética". Gracias...

    ResponderEliminar
  3. sublime création....
    et cette illustration : Geisha ? docile, très belle, épanouie dans son art, sa poésie et ses valeurs. Fascinante. Un homme, unique, fasciné, est pour elle aussi inacessible

    ResponderEliminar
  4. Este hermoso poema me sirvió de inspiración para hacer un largo romance de más de cien versos. :-) Es precioso. Felicidades, y gracias, poeta.

    ResponderEliminar